¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

¿Sabías que a los ratones no les gusta la menta? ¿O que a las hormigas y a las cucarachas no les gusta el Tex-Mex? Algunos trucos fáciles e ingredientes caseros comunes pueden ayudarte a evitar estas incomodidades de la naturaleza sin hacerles daño a los niños, las mascotas u otros animales.

Conviértete en una amenaza para los ratones.

  • Durante siglos, la menta se ha usado como estrategia para deshacerse de los ratones. Algunos aseguran que el fuerte olor impide que los ratones sean capaces de encontrar comida. Remoja bolas de algodón en aceite de menta puro (lo puedes encontrar en tiendas de alimentos naturales) y colócalas en pequeños vasos cerca de los puntos de ingreso de los ratones. Sembrar menta en tu jardín también puede ser útil.

¿Sabías que…?

El Houdini de la naturaleza: un ratón casero puede pasar por un agujero del diámetro de una moneda de diez centavos.

  • ¿No tienes un gato? Pídele un poco de pelo de gato a un amigo o a un peluquero de mascotas y colócalo alrededor de los huecos.
  • Mejor aún, cubre los huecos por completo. Rellénalos con malla de cobre, que no se oxida como la lana de acero. Cubre las aberturas más grandes y el espacio detrás de los conductos de aire con una malla metálica o de alambre (que tenga espacios de menos de un cuarto de pulgada).
 

Mantén alejadas a las hormigas.

  • Las hormigas dependen de su rastro de olor: límpialo con vinagre blanco sin diluir.
  • Las hormigas también le huyen a la pimienta de cayena, así como las cucarachas y las ardillas.
  • Las hormigas no pueden digerir la harina de maíz, pero ellas no lo saben. Coloca pilas de harina de maíz cerca de un hormiguero problemático y las hormigas la comerán y lentamente morirán de hambre. Esta solución toma un poco más de tiempo, pero es segura para los niños y las mascotas.

Elimina los insectos que pican.

    • Los mosquitos te rastrean por el dióxido de carbono que exhalas. Disimúlalo con citronela. La hierba limón o limoncillo (no la planta de la citronela) es la fuente de este aceite. Siembra esta adorable planta decorativa en tu patio o en macetas portátiles.
  • A los chinches no les gustan los extremos. Enfría una habitación a 32° F o a una temperatura más baja durante varios días para detener a estas plagas por completo. Además, lava y seca la ropa de cama a la temperatura más alta por lo menos durante 15 minutos. También puedes colocar las patas de la cama en vasos de plástico con un poco de aceite mineral para evitar que los insectos se suban.
  • Muchos insectos se sienten atraídos por la luz, pero también evitan las luces amarillas; úsalas cerca de las puertas, los estacionamientos y las aceras. Coloca vapor de mercurio o luces incandescentes alrededor del perímetro de la propiedad para alejar a los insectos.