¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O
Llama 877 578 0808
¿Y tú, estás en Buenas Manos?SM
O

Article

Puede que tu casa/hogar sea tu dulce refugio, pero podría también ser un caldo de cultivo para detonantes de alergia que te dejan estornudando, congestionado y con los ojos llorosos. De tu cama a tu baño, y en muchos lugares entre los dos, portadores de irritantes invisibles se esconden donde menos los esperas.

Haz clic en esta infografía en la ventana externa para aprender acerca de los lugares más propensos a los alérgenos.





Pero si incluso hasta los hogares más limpios tienen alérgenos — de hecho, más de 50% de los hogares tienes al menos seis alérgenos detectables en su interior — ¿qué pasos puedes tomar para desalojar a esas molestias que te pican la nariz?

Tu cama

  • Envuelve tus colchones, canapés, almohadas y edredones en fundas a prueba de alérgenos o en cubiertas de plástico herméticas con cierre.
  • Lava sábanas, fundas de almohadas y frazadas semanalmente en agua caliente (130° F) y sécalas en una secadora caliente. Pon los peluches y mantas en la lavadora con frecuencia también.

Alfombras, tapetes y pisos de suelo duro

  • Ten la costumbre de sacarte los zapatos y dejarlos en la puerta para que no vayas dejando polen, insecticidas y otros irritantes en tu hogar.
  • Reemplaza alfombras de pared a pared con pisos de madera o mosaicos si puedes, y extiende alfombras lavables si extrañas esa sensación felpuda en tus pies.
  • Pasa la aspiradora por los pisos y las áreas alfombradas una o dos veces a la semana para retirar polvo y escombros, como también pelo de mascotas y caspa; es mejor usar una aspiradora con un filtro HEPA para atrapar a los alérgenos y una bolsa que puede ser cambiada fácilmente sin arrojar polvo por doquier.
  • Trapea los pisos duros semanalmente — un trapeador mojado agarra polvo en vez de lanzarlo al aire (como lo podría hacer una escoba).

CONSEJO
Aspira/Limpia tu sofá habitualmente también — especialmente si a tus mascotas les gusta acurrucarse contigo. Para ayudarte a eliminar olores en un sofá de tela, esparce una capa de bicarbonato encima de los cojines y déjala reposar por 10 minutos antes de aspirar.

Acabado de ventanas

  • Limpia con paños húmedos o trapos secos especiales que sacan el polvo de superficies duras (como persianas) como también superficies suaves (como cortinas). Elige productos de limpieza naturales y sin irritantes en la medida de lo posible, dado que aquellos con sustancias químicas severas, olores fuertes y compuestos orgánicos volátiles (COVs) pueden empeorar tus síntomas de la alergia.

El aire

  • Reemplaza los filtros en tu sistema de calefacción y de aire acondicionado mensualmente. Es mejor usar un filtro HEPA porque atrapan más partículas que los filtros estándar.
  • Mantén la temperatura de tu hogar entre 68°F y 72°F, y el nivel de humedad entre 40% y 50% (un aparato llamado un higrómetro puede medir niveles de humedad). Si el aire es demasiado caliente, demasiado frío o demasiado húmedo, los alérgenos prosperan.